Esta situación puede presentarse ciertas ocasiones con el Papel Blanco, debido a que el color negro es vulnerable a quemarse sublimando un producto con dicho papel.

En este caso, recomendamos bajar un poco la temperatura o, estando el producto con el papel de sublimación pegado, listo para estampar; cubrirlo con papel bond para evitar que caliente mucho.